Raiola manda y no el panda

Hace unos días se lanzó el concurso “Raiola manda y no el panda“, organizado por Dean Romero y David  Ayala. Ellos son dos de los SEO más conocidos en el sector, y no creo que nadie dude de sus capacidades en el sector.

¿En qué consiste el concurso?

Las bases del concurso son muy sencillas. Básicamente consiste en posicionar en primera posición del buscador Google (y su algoritmo Panda) una página para las búsqueda “Raiola manda y no el panda”. El dominio donde esté alojada la página tiene que pertenecer al dueño de la página. Esto evita que se gane con páginas en wikipedia, facebook, blogger, etc. lo cual haría que se aprovechen de la autoridad de esos dominios.

El concurso finaliza el 25 de junio a las 12:00. La página que esté en primera posición para la búsqueda, gana.

¿Cuál es el premio?

El premio es un pedazo de premio. Nada más y nada menos que 5000 eurazos.

 

raiola manda y no el panda

 

¿Y qué ganan ellos regalando 5000€?

Pues está claro que nadie da estas cantidades de dinero a cambio de nada. Como bien dice el gif, no es sobre el dinero, es sobre el mensaje. Obviamente es una campaña de marketing, y muy buena, porque están consiguiendo un montón de repercusión y tienen a cientos de SEOs haciéndoles publicidad gratuita (sí, cientos, sólo tenéis que hacer una búsqueda en google y comprobarlo).

¿Toda esta publicidad vale 5000€? 

Pues esa es la pregunta del millón de dólares (o de los 5000€). Los organizadores, o más bien el patrocinador, Raiola, habrá hecho sus cuentas y habrá pensado que es una cifra lo suficientemente atractiva para que mucha gente participe, y no demasiado alta como para que les salga rentable. Es difícil saber cuando una campaña es rentable, incluso estando dentro y pudiendo medir, porque hay cosas que no se pueden medir directamente, como los clientes que consigues en el largo plazo por este movimiento, o la mejora de la marca, etc. Pero al menos repercusión están teniendo.

¿Y quien es Raiola?

Raiola Networks (el presunto patrocinador) es una web de hosting (aquí ya se han ganado su enlace). Desde luego han hecho un movimiento atrevido, veremos si vencen a Panda, el algoritmo de Google que tan locos vuelve a todos los SEOs.

¿Y qué es el Panda?

Pues como ya hemos dicho, Panda es el nombre que Google dio a uno de los algoritmos que influyen en la organización de las páginas en cada búsqueda en su buscador.

El panda que manda a Raiola

 

Raiola manda y no el panda

Y entonces, la pregunta del millón (o de los 5000 pavos): ¿y nosotros participamos? Pues sí y no. Sí, porque obviamente hemos creado esta página y por ahí aparecerá en las listas de búsqueda, pero obviamente no optamos a ganar. Hay demasiados participante y muy buenos, y no tenemos ni el tiempo ni los recurso que son necesarios para intentar ganar. Pero al menos nos divertiremos haciendo pruebas y experimentos.

Para empezar ya hemos tenido unos días la página creada con unos cuantos textos sin mucho sentido, incluso algo artísticos, y algún vídeo que no tenían nada que ver. Simplemente queríamos ver si la página aparecía para la búsqueda, y así ha sido. Empezó por el puesto 60 y a medida que han ido participando más páginas, ha ido cayendo hasta la 110 que anda ahora, incluso algún día ha desaparecido de las listas.

Creo que si acaba entre las 80 primeras será todo un éxito.

Para finalizar el post, dejaremos los textos tan creativos que hicimos, a modo de cierre, y añadiremos un vídeo útil que explique como funciona el algoritmo Panda de Google, así si alguien está interesado en el tema, pues podrá profundizar más.

Mucha suerte a todos los participantes.

 

 

La parte creativa de Raiola manda y no el panda

 

Vaya panda, dijo el que manda. Y no se hable más, porque el panda está dormido, y no anda. Joder que panda, manda huevos, Raiola canta, mientras el panda no anda. Joder de Dios, de toda la vida es sabido, que panda que no anda, no es panda sino ambas (panda y Raiola), que poco querido.

Y yo ya me despido, sin más landa que ambas temido, que lo luchado nos quede por comido, que no hay mal que no nos traiga, una nueva ruta en el camino. Caminante no hay camino, pero si te encuentras un panda, busca en Raiola la manga, que aunque no te manda, te abrigará del frío.

 

Raiola del panda

Anda que no manda Raiola, la del panda manda, mas no vale lo que manda porque panda no hay el que manda, sino el que sube la falda mientras canta, monda y landa la tanda de penalties del manga. Ojo, que no tanga, la braga siempre abriga, aunque no vistiendo lo mismo, abriga más que la armadura de Alfredo Landa, aquella que vestía entre molinos. Abre camino, querido Sancho, busca nuestra dulcinea de Raiola (o del Toboso diría), pero no había abierto aún el día, cuando el panda entre molinos el camino abría.

Yo lucharía, pero sin almuerzo previo, se me antoja arriesgado, luchar con el estómago vacío, aquí cerca del río, no vaya a coger frío, y no como la tradición manda, que 2 horas tras comer, has de permanecer al abrigo.

 

El panda que manda

Y finalmente manda, aunque no el panda, sino raiola, que no rolaia, todo busca la calidad del mando, que luchando luchando, llega final de año, sin estar montando un panda rotando. No es verdad que estando en lo más alto, lucha por vivir el panda, mientras el ajetreo del mando que manda, en Raiola seguirá buscando el panda que va faltando.

 

Raiola manda y no el panda es el modo en el que los panda que raiola manda a la feria de Rayola vuelven solos por el camino de Rolaia mal Panda. No bufanda falta mientras marcamos nuestro paso, que no, que no paso. Pues a otro contra el destino.

Y ojo que, que no es porque venga la ola, ni se coma gominolas el que no sabe por donde se anda. Sino que la banda no sostiene la palma de su tanda. Vámonos por el camino que vinimos, que sin su landa, no se sabe donde anda la panda de su cercado. Luchado, ha luchado, pero sin escudo, el final se acerca, y tan pronto lo tenga, no habrá ningún colgado que lo detenga (al otro colgado).

Que raiola manda, es un hecho, pero no lo hace como el panda, lo es más. ¿Por qué luchar por su allegado, si nunca había estado tan cerca del alquitrán? Busquemos una escusa, aunque no se quite la camisa más que para dormir.  Lamentablemente nunca encontrará la fama, pero sí la cama de quien te busca a ti. Jodida fruta, que sienta mal hasta al que la mira, rotura canina, que sin flores en la orilla del camino, tendrá que girarse y mandarle a hacer … comino.

ariola manda y no el panda

 

No sabe la lucha que tiene, que si no lo pretende no logrará un San Valentín. Qué dolor de cabeza, raiola manda y no el panda, y a pesar de la pereza que da la manada, no lucha contra una ventisca, sino la certeza de un chispín.

Echemos un cigarro a la salud del que tira estas líneas, que bastante se ha fumado para tirarlas sin desquicio.

 

 

Y si por alguna extraña razón del destino o del infortunio, has llegado hasta aquí, anda, no dejes de dejar algún comentario, si es posible creativo y jocoso.

3 Comments

Leave a Reply